• Técnicas Regenerativas

  • En estos últimos años, la investigación en técnicas para ayudar a regenerar tejidos dañados ha experimentado un gran avance, alcanzando un máximo en las terapias con células madre, y se seguirá profundizando en ello en los próximos años.

    En veterinaria no estamos al margen de ellos y se van incorporando estas técnicas a las rutinas de nuestro equipo. Muchas de ellas derivan de la medicina deportiva veterinaria, de la que pueden beneficiarse también animales dedicados a otras funciones.

    Un par de estas técnicas son la utilización de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) y la Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI®). Ambas terapias, consideradas dentro de la fisioterapia invasiva, pueden usarse en combinación para obtener resultados aún mejores.

  • Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

  • Imagen: Técnica con PRP en una yegua tras la extirpación de cicatriz hipertrófica bajo el corvejón izquierdo.

  • La técnica con Plasma Rico en Plaquetas es de gran utilidad en el tratamiento de lesiones tendinosas, articulares y de ciertas heridas. Muy usado en medicina humana para este fin y como ayuda para favorecer la firmeza en el agarre de los implantes dentales.

    El PRP consiste en la extracción de sangre del paciente. Esta sangre se procesa para la extracción de la fase rica en factores de crecimiento plaquetarios que van a estimular a diferentes células que jugarán un papel fundamental en la reparación de los tejidos dañados en una herida o lesión, facilitando así una cicatrización organizada, más firme y más rápida de la lesión.

    En las lesiones tendinosas o ligamentosas, se localiza el problema mediante ecografía y, una vez obteido el PRP, se realiza una infiltración ecoguiada para depositar ese plama sobre el lugar exacto de la lesión que queremos tratar. Normalmente se requieren varias sesiones según el tipo de lesión, con un mínimo de 3 o 4, para conseguir la curación completa.

  • Imagen: Técnica con PRP en un toro de lidia con una herida que afectaba a la rodilla.

  • Electrolisis Percutánea Intratisular (EPI)

  • Esta técnica desarrollada en España por el Dr. José M. Sánchez Ibáñez, nos llega directamente desde la medicina deportiva. Adaptada por el Equipo científico de los doctores Jesús Sánchez García y Ángel J. Alonso Díez en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de León, uno de nuestros veterinarios se ha formado allí para habilitarse en la aplicación de esta técnica.

    Con la ayuda del ecógrafo se localiza la lesión. Con una aguja conectada al equipo EPI, se llega hasta la misma y se hace pasar una corriente contínua que provocará la ablación electroquímica de la lesión. Tras varias sesiones, la mejoría de la lesión es evidente. Además, esta técnica mínimamente invasiva tiene la ventaja de permitirnos ver la evolución en cada sesión al utilizar la ecografía en su aplicación al paciente.

    Combinada con el PRP, utilizando la misma aguja para extraer el tejido removido e introducir el plasma, los resultados pueden ser aún mejores.